sábado, 6 de junio de 2009

Máximo respeto (Antonio Vega, la SGAE y EMI)

(Ebriedades - Sala de variedades)


Ya casi ha pasado un mes desde que Antonio Vega nos dejó. No voy a repetir de nuevo todo lo que han dicho los medios de comunicación en esos primeros días en los que se conoció la fatídica noticia. Todos se volcaron en él, algo un poco irreal, pues Antonio siempre ha sido un músico muy respetado y conocido desde la distancia, la distancia de los que están a un lado del primer plano mediático. Cuando sacó 3000 noches con Marga pudimos ver, por ejemplo, algún reportaje en algún periódico, pero poco más.


Hay una cosa que creo que recordaré cuando en un futuro hable de Antonio con los colegas, amigos o aficionados. Desde hace ya varios años era consciente de que Antonio podía sorprendernos cualquier día con su marcha, dado el estado tan frágil en que solía encontrarse. Pero cuando me enteré de su muerte no me lo creí enseguida, busqué información, me enteré de aquí y allá de qué pasó. De repente sentí la necesidad de buscar alguna canción y ponérmela, fui directamente a Youtube, una, otra... y me sorprendió ver que había tantísimas personas como yo que estaban haciendo lo mismo: sus comentarios registrados contaban segundos, todos ellos despidiéndose de Antonio.


Pero si hubo algo que me molestó de veras de la comprensible pero inesperada súper-cobertura de la muerte de Antonio Vega fue la reacción de la SGAE y de EMI. La SGAE se volcó también con la muerte del músico, informando de la noticia, luego con la capilla ardiente en la sede de la entidad (Antonio Vega, como músico maldito, aún no lo relaciono del todo con esta atención tan respetuosa de la SGAE). Mi indignación vino al encontrarme, a menos de una semana de su muerte con un disco recopilatorio póstumo del sello EMI. ¿Pero esto qué es? Me dio una arcada, ¿así homenajean a Antonio? ¿Sacando un disco con dos CD’s y un DVD tres días después de su muerte? ¿Es que ya tenían el maldito álbum preparado para cuando llegara el día? Y critico también a la SGAE, que al fin y al cabo es la primera que se embolsa el dinero de los derechos de ese bochornoso recopilatorio. Así funciona la industria, sí, un par de lagrimitas diciendo: “qué pena”, y luego se convierten en buitres carroñeros que se lanzan a por la pasta y se aprovechan del marketing jugoso y rastrero. Un poco de respeto, por favor, ¿no podían ni esperar un tiempo prudencial, un tiempo de luto y de respeto? Ah, claro, es que un mes después ya casi nadie habla de su muerte… Qué triste, no se molestan ni en guardar las apariencias.


Ahora, eso sí, si copiaras o te bajaras un disco de Antonio porque no lo encuentras en tu tienda o porque el precio del disco aún te parece abusivo, enseguida la SGAE vendría con eso de respetar la propiedad intelectual de los autores (y a liquidarte tu cuenta bancaria, claro…). Venga ya, y sacar ese recopilatorio es muy respetuoso, ¿no?


Al menos, me ha alegrado saber que otros internautas se han quejado de la salida del disco, que, por cierto, ni siquiera es el recopilatorio ideal, faltan canciones que deberían estar en los CD's de audio (y que alguna esté en el DVD no me vale). Termino mi particular homenaje-queja con una de las canciones que faltan en ese… álbum de EMI. Tengan seguro que no lo compraré.




3 comentarios:

Javier Gall dijo...

una falta de respeto total esto de antonio. hay que añadir que el contenido del dvd es el básico de 2001 más algunas actuaciones antiguas, todo ello material ya editado y disponible en otros recopilatorios (nacha pop - un día cualquiera... de 2004). en fin, una vergüenza. y el disco en la portada de la fnac.es... en fin, no os preocupéis porque dentro de 6 meses tendremos un "homenaje" a la altura con versiones a cargo de el arrebato, rosario flores, conchita, alex ubago, etc. hablando en serio, lo que si espero es que aprovechen para reeditar remasterizados los discos de nacha pop, que tienen un sonido que da pena... si queréis disfrutar del mejor antonio, buscad en vuestras tiendas el disco "de un lugar perdido" (2001). o si queréis un buen recopilatorio, "el sitio de mi recreo" (1992), es imprescindible. ambos discos podéis encontrarlos a menos de 10 euros, merecen la pena.

un saludo carlos

Moisés dijo...

Pues me toca llevaros la contraria...

Para empezar, es sabido (y el propio Vega lo reconocía en entrevistas) que a Antonio le interesaba muchísimo estar cerca de la SGAE. Desgraciadamente, en sus últimos años, se pasaba con mucha frecuuencia por la entidad para seguir de cerca sus ingresos por derechos de autor. Por eso no le importaba que gente como Enrique Iglesias destrozase "Chica de ayer", porque buenas perras le iba a dar.

Y también llegaba a su discogrçafica con una letra escrita en un papel, de mala manera, para grabar la canción en un magnetófono, deprisa y corriendo, para que se las compraran.

En cuanto a las reediciones con el cadáver todavía calentico... Pues es previsible y triste. Pero triste porque va a ser ahora cuando se pueda acceder más fácilmente al material de Vega, y quizá editen algo desconocido (algún concierto grabado, algún disco con temas inéditos, aunque esto último lo dudo, ya que no era Vega muy prolífico a lo Stephen King, aunque se metiera las mismas pastillacas y más). Si va a ser por la muerte y mitifiación cuando gente que no se había fijado en él se fije... pues bienvenido sea.

Carlos (Sr. Chow) dijo...

Gracias por el detalle, aunque la crítica sigue siendo la misma: la edición del disco con el "cadáver caliente", como bien has dicho. Es ésa la falta de respeto.

Un saludo.